SILVICULTURA

Del bosque a la fábrica por carreteras estrechas

A primera vista, el transporte de madera en rollo puede parecer bastante sencillo. Encuentra la madera, cárgala y a conducir. Sin embargo, las carreteras estrechas que llevan a sitios inaccesibles en medio de la naturaleza exigen un poco de creatividad.

Nuestro mayor desafío en el sector forestal es la estacionalidad. Las fábricas funcionan todo el año, pero el curso de la naturaleza crea dificultades. Durante la temporada de lluvias, las carreteras pueden resultar inaccesibles, lo que dificulta el acceso de los camiones a los bosques. Pero la demanda de los diferentes sectores industriales es constante. La planificación, por tanto, es muy importante.

Esto es lo que más nos gusta. Al operar el transporte y observar todo el flujo, podemos planificar según diferentes demandas y disponibilidades. De esta manera, es posible reducir los costes tanto en su caso como en el nuestro.

AQUÍ ES DONDE EMPEZAMOS: SIMULACIÓN DE FLUJO

Planificación inicial

La mayoría de las empresas de transporte establecen sus operaciones sin pensarlo bien. Un gran error, en nuestra opinión. Nuestra idea es simular posibles escenarios desde la fase de planificación. De esta manera, podemos prever dónde aparecerán los cuellos de botella y entender cómo mejorar el flujo. Con este modelo, también podemos contar con la cantidad de costes que podríamos reducir. Se convierte en un plan o un anteproyecto, si lo prefiere, que seguimos durante la operación de su transporte.

De A a B: el flujo en la silvicultura

Primero, recogemos la madera cortada en el bosque. Los terratenientes colocan la madera cerca de una carretera para que podamos acceder a ella con nuestros camiones. El reto es que, a menudo, hay más de un punto de carga. Estos puntos se encuentran con frecuencia en entornos a los que resulta difícil llegar. La clave es mantener un estrecho diálogo con los diferentes propietarios para programar la ruta. De esa manera, podemos asegurarnos de que ningún camión esté medio lleno. También nos aseguramos de que la madera no esté expuesta a insectos o al mal tiempo, lo que puede dañar las fibras. La madera se transporta a la fábrica de papel si está cerca, como suele ser el caso. En caso contrario, la entregamos en un puerto o un tren que la lleva a la fábrica.

Una perspectiva general: la torre de control

El corazón de las operaciones se encuentra en nuestra torre de control. Aquí es donde todo el mundo puede, de un solo vistazo, permanecer informado de lo que sucede en las instalaciones. Es como una central de despacho entre el leñador, el director de producción y los conductores.

Aquí controlamos todo el flujo y supervisamos todos los vehículos en las pantallas en tiempo real. Nuestros operadores de transporte ven cuántos vehículos y cargas están en rotación. El tiempo que los camiones permanecen parados durante la carga. Qué mantenimiento se necesita en las carreteras. Cuánto combustible se utiliza, cómo se ha descargado la madera en rollo y si se ha dañado algún material.

Tenemos contacto directo con los conductores, que pueden informarnos si hay algún problema en el camino. Puede ser cualquier cosa, desde un neumático pinchado, hasta una zona de descarga difícil o una carretera inaccesible.

Recopilamos y analizamos todos estos datos para entender dónde cabe la posibilidad de mejorar el flujo. Podría ser cambiar a un combustible más respetuoso con el medio ambiente o inspeccionar las carreteras más a menudo. Pero también podría ser algo que afecte a todo el flujo. Cuando sabemos cuál es la demanda en la fábrica, por ejemplo, también sabemos cuánta madera en rollo tendremos que recoger en el bosque. Entonces podemos planificar cuántos camiones programar y evitar plazos de ejecución innecesarios y camiones vacíos. Todo esto garantiza un coste menor.

Al mantenernos constantemente al día y mejorar el flujo, no solo provocamos un menor impacto en el medio ambiente y podemos incluso contribuir a equilibrar la estacionalidad, sino que también reducimos nuestros costes y los suyos al mismo tiempo.

MÁS VALOR POR SU DINERO

Operaciones racionalizadas

Aprovechar al máximo su flujo: optimizamos constantemente su flujo para mejorar la calidad general.

 

Asumir la propiedad total de los equipos: adoptamos un enfoque de coste total de la propiedad de nuestros equipos.

 

Mirar más allá de nuestra posición: observamos toda la cadena de valor para encontrar áreas clave de mejora.

 

Looking beyond where we stand - We look at the whole value chain to find key areas of improvement.

ENCONTRAR NUEVOS CAMINOS JUNTOS

Asociación

Cultura de coaching: dejamos claras las expectativas y responsabilidades, además de reconocer el rendimiento adecuado.

 

Organización de foros: nos ocupamos de la resolución de problemas y organizamos reuniones entre conductores, gestores de transporte e industriales.

 

Contratos basados en el rendimiento: aplicamos la participación en los beneficios en procesos de renegociación en función del rendimiento.

DATOS SOBRE LOS QUE ACTUAR CON FACILIDAD

Digitalización

Seguimiento de vehículos en tiempo real: nuestro sistema de gestión visual le permite saber dónde están los vehículos en tiempo real.

 

Notificación de desviaciones: los conductores y nuestra torre de control notifican las desviaciones, lo cual permite una mejor transparencia y comunicación.

 

Mejora constante: proporcionamos los resultados de las operaciones a través de un panel de control de KPI, facilitando así el análisis y la mejora constante.

HACER LO CORRECTO POR EL BIEN COMÚN

Sostenibilidad

Sostenible para el medio ambiente: negociamos mejor combustible, cargamos de forma más inteligente y tomamos las mejores carreteras.

 

Sostenible para la sociedad: nos enorgullecemos de garantizar que nuestros conductores tengan un buen entorno de trabajo de todas las formas posibles, desde salarios justos hasta distancias de conducción programadas.